Make your own free website on Tripod.com
Home | El artista | Cronología | Pinturas | Dibujos | Museos | Email | Premios | Caricaturas | El crítico
MIRAGLIA Y LA CRITICA
ROSA
FACCARO
ROSA FACCARO "... Su obra es un valioso documento que testimonia el desarrollo del lenguaje plástico en la Argentina. El período que comprende su trayectoria pictórica incluye los primeros movimientos vanguardistas en nuestro país. Las obras de Miraglia significan un aporte importante para los cimientos históricos del arte argentino." (Diario "Clarín",1984)

ENRIQUE H.
GENE
ENRIQUE H. GENE "... Miraglia fue uno de esos hombres con quienes habría valido la pena convivir, codo a codo, en la consecución de ideales amados..." (Meditación sobre J.C. Miraglia, 1989)

SIGWART
BLUM
"... Los cuadros de este artista sensible, el que emplea con preferencia una paleta de tonos bajos, son de una seriedad que hace bien. La armonía de sus paisajes, sus figuras, sus naturalezas muertas, expresan el ritmo característico del artista. Todo en la obra de Miraglia da esa nota particular: una tranquila pintura de estético atractivo, un lenguaje realmente artístico, de aquella categoría que se apodera de los ojos sin cansarlos jamás" (1971)

ROMUALDO
BRUGHETTI
"... Miraglia investiga los problemas formales y tonales empleados por los novecentistas. Después de 1955 acuda a la abstracción: el neo-cubismo lo atrae con sus variantes de líneas, planos y ritmos. Posteriormente inquiere por una abstracción absoluta de rasgos informalistas y expresionistas. El uso de la materia-expresión lo conduce a la nueva figuración de acentos líricos..." (Diario "Clarín",Mayo 1983)

CORDOVA
ITURBURU
"... La naturaleza, en suma, no es para Miraglia sino una fuente de sugestiones y la pintura un lenguaje, un repertorio de posibilidades expresivas mediante cuyos recursos el artista puede crear la diferente realidad del cuadro. Su lenguaje pictórico o dibujístico no puede ajustarse a la imitación servil de las apariencias materiales y se ve precisado a recurrir a simplificaciones y desfiguraciones de gran fuerza expresiva y decidido acento personal". (Revista "Continente", Mayo 1950)

ALDO GALLI
"... Hay maestría en esos enfoques en los que el sentimiento dramático surge de una identificación de época, cuyo meridiano no perdió sentido de actualidad porque pasa por el terreno de la buena pintura a través de la cual se reivindica lo emotivo." (Diario "La Prensa",1983)

CESAR
MAGRINI
"... Durante años su pintura de carácter muy fino, fue una especie de ensoñación lírica, en tonos pastel y dedicada a la figura humana, y también a temas ciudadanos, con preeminencia de los relacionados con los suburbios. Posteriormente evolucionó hacia una geometrización muy suave de los temas que lo insiraban, período muy rico en el cual simplifica los temas de los caseríos del arrabal, captados en sus valores plásticos de manera muy sencible y luego se unió también a las corrientes informalistas.
... Juan Carlos Miraglia, por la validez y la transcendencia de su arte, se ha convertido ya en uno de nuestros clásicos." (Revista "Arte al día",Diciembre 1994)

MANUEL M.
LAINEZ
"... Su muestra tiene una gran poesía, una poesía melancólica que fluye de la desolación de los motivos y de la gracia de su paleta. Miraglia es un artista seguro, rico y sobrio. Se nota que siente profundamente lo que hace, que siente hasta la ternura, esas casas tristes, olvidadas frente al lodo de las calles suburbanas, y que sólo puede habitar, a través de su lírica interpretación... " (Diario "La Nación", 1950)

EMILIO
PETTORUTI
"... De Bahía Blanca, es este jóven plástico, uno de los más activos y esforzados pintores de la gran urbe sureña. Su modalidad pictórica acusa un temperamento propio, que va definiendo día a día su sentido conceptual de la visión artística. Miraglia, que desde el Salón del Cincuentario ha concurrido a todos los salones de La Plata, está ideológicamente con el grupo de artistas de avanzada. Su estadía en Europa, a más de significarle un fuerte estímulo espiritual, abrió horizontes amplios no limitados por los enmohecidos postulados que sientan cátedra de cordura ante toda manifestación espontánea. Cree en el arte nuevo, en el arte integral por excelencia, único que responde a las necesidades del momento y a la evolución de nuestros más honrados principios. El arte nuevo, día a día tiene nuevos intérpretes. Conforme va expandiéndose la capacidad sensorial en el individuo, la creación artística va respondiendo a la moderna ideología, que terminará siendo un lugar común, como el primitivismo o el renacentismo o el impresionismo, que hace pocos años era revolucionario..." (Diario "El Argentino" La Plata - 25 de Mayo de 1936)

MANUEL ENRIQUE
ORTEGA


"... En los paisajes y en los cuadros de ambiente suburbanos éstos son los abrevaderos emocionlaes de Miraglia - el pintor logra hacer verdadera poesía de la miseria y de la tristeza del suburbio en tono gris; poesía del paisaje en el tono gris y frio del invierno o en las soleadas de penitencia de un crepúsculo lleno de emociones de templo.
Es que Miraglia tiene más que otra cosa, una gran alma de poeta atormentado... parece que quisiera fundirse hasta la perpetuidad, en la tristeza infinita del paisaje que agoniza en gris... o en la desolación opaca de la casucha del suburbio, donde la vida padece de un desencanto inenarrable.
Miraglia es un poeta que pinta; un poeta de los tonos suaves, que parece adormecernos al arrullo de una oración de pena, y que hace gozar y sufrir a la vez frente a la belleza conmovedora de las cosas humildes..."  (Diario "La Nueva Provincia" Bahía Blanca - 1928 - Nro. extraordinario: conmemoración centenario de la ciudad)

JORGE ROMERO
BREST


"... En el grupo más afirmativo de los paisajistas argentinos destácase Miraglia, por su inconfundible acento personal y su sentido romántico de la naturaleza. Paleta de registros bajos es la suya, propensa al tono menor y a las armonizaciones crepusculares. Intérprete del suburbio, gusta de las callejuelas solitarias donde crece la hierba entre las piedras de canto rodado; de los viejos caserones abandonados; de las esquinas coloniales de apagado farol y de las quietas y verdosas aguas del Riachuelo. Temperamento poético y soñador, su pintura es nostálgica y melancólica, impregnada de ausencia y de silencio; de ahí la nota confidencial que se desprende de todos sus motivos, tomados casi siempre, en la humildad de las barriadas proletarias..."  (Diario "La Prensa" Mayo   1946)

OSIRIS CHIERICO


"... La trayectoria de Juan Carlos Miraglia puede definirse como la de un gozador de su lenguaje en sí mismo, más allá de lo que pudiera expresar, lo que pudiera proponer a través suyo. Los distintos pasos que registra su extensa producción, desde los tiempos de su temprana iniciación, en los años primeros del siglo, junto a Juan Ferrari y Atilio Malinverno, hasta sus altos años, ya iniciada la década actual, lo demuestran, avalando con esa actitud en cierta forma apasionada una obra en la que no faltaron búsqueda más cercanas al rigor intelectual, a la más pura especulación de carácter racional..."  (Revista "La Actualidad en el Arte" Mayo de 1988)

JOAQUIN F.
DÁVILA


"... En una valoración integral, exhaustiva, de la plástica argentina de nuestros días, el nombre de Juan Carlos Miraglia surge naturalmente por la jerarquía de su obra de pintor.La producción, ya muy numerosa, de este artista que alcanza ahora el medio siglo de vida, posee, desde sus manifestaciones iniciales, el sello de lo que responde no sólo a una vocación auténtica sino también a una lúcida conciencia capaz de encontrar el camino y de dominar el ritmo de la marcha. Sin morosidades, mas también sin precipitaciones, el brillante creador, que exhibe en este tiempo los rasgos inconfundibles de una madurez, ha desarrollado su trayectoria, invulnerable al desaliento y sordo al rumor de los halagos   fáciles. Su vida podría mostrarse como ejemplo, pues toda ella está definida por una constante aspiración a la belleza, por una firme defensa de los derechos del espíritu. Sin estridencias, dando a menudo sensación de una modestia que no es sino la apariencia amable de un orgullo  legítimo, ha sabido conquistar las sucesivas metas sin quemar etapas. El trabajo es para él no sólo un medio de expresarse sino también una afanosa búsqueda en el propio mundo interior. A través de sus telas se ba descubierto en su naturaleza íntima, apoyado para esa empresa en una técnica cada vez más depurada y segura. Comprendió desde la primera hora que nada perdurable se logra sin un largo y paciente aprendizaje. Sediento de autenticidad, no cedió al juego de las apariencias, que a veces sirve para el  aplauso de un instante. Cuando,débiles frente a las tentaciones de la moda, otros apelaban
a cualesquiera suertes de recursos con tal de considerarse formando parte de una vanguardia, él no aceleraba su andanza, seguro de que no llegan más lejos los que andan más de prisa.  De ahí que todas y cada una de su experiencias, que sin excepción significaron un avance,  hayan resultado fecundas por el fruto de la labor realizada en su cumplimiento y por lo que dejaron en él como riqueza para enfrentarse con las exigencias del futuro inmediato. Así, serenamente, se lo vió adelantarse sin reclamar a gritos un lugar en la  primera fila, donde está hoy por derecho propio, respaldado por su aporte a la pintura  argentina y, en un plano más amplio, a la de nuestra época. Porque cabe afirmar que pintores como Juan Carlos Miraglia constituyen  no un mérito relativo, haciendo, para esa calificación, comparaciones a realidad del arte nacional, sino personalidades parangonables con las más descollante de otras latitudes..."  (Revista "Continente", 1950)

OSCAR FÉLIX
HAEDO


"... Al revisar la trayectoria artística de un maestro de la pintura nacional como lo es Juan Carlos Miraglia, tras el minucioso análisis se impone la necesidad de otorgarle vigencia permanente a su obra como un mensaje ahito de valores plásticos para la juventud que se incorpora al mundo creador de la forma y el color, como una reafirmación de una seria conducta para sus pares, y, como el imprescindible eslabón entre la pintura posterior y el impresionismo (en Argentina) y las sucesivas vanguardias..."  (Revista "La Actualidad en el Arte")

JORGE AUGUSTO
COSTA PEUSER


"... A cinco años de su fallecimiento, es más fácil hablar sobre la figura de Juan Carlos Miraglia,
verdadero puntal de nuestra plástica. El tiempo aclara las circunstancias, y así hoy podemos
ubicar la importancia de su obra, dentro del contexto nacional. Recorriendo los distintos pasos seguidos desde aquella lejana y querida Bahía Blanca, hasta su ultimo rincón en Saavedra donde se extinguiera su vida, Miraglia cumplió un sendero preciso y seguro. En Bahía Blanca dejó todo el esfuerzo de juventud. Allá, además de formarse interiormente como hombre, ayudó a movilizar conciencias, a despertar entusiasmos por la plástica, y con ello logró la creación del Museo de Bellas Artes.  Acá, dejó toda su vasta labor artística, fruto paciente de su riqueza interior,  de su sensibilidad y de su tesonero trabajo.  En el medio, quedó su estadía en Italia - beca de la Municipalidad de Bahía Blanca que se cumplió en la Academia Napolitana de Bellas Artes -, donde alimentó su espíritu y sus
conocimientos para continuar su formación plástica; y los años vividos en la Boca junto a grandes como Victorica, Lacámera, Diomede, Cúnsolo y Daneri. Allí también sembró semillas de vida, siendo uno de los propulsores de la Agrupación "Impulso". Sencillo, modesto pero seguro y pleno, este hijo dilecto de Azul y bahiense por adopción, fue un verdadero batallador nunca satisfecho, fue un inveterado disconforme, exigiéndose siempre más. Con una larga y seria formación plástica, Miraglia tuvo un delicado y sensitivo manejo del color, apoyándose en un dibujo siempre preciso, "a veces de herencia escenográfica, pero nunca amanerado" como dijo Enrique Gené en ARTE Al DIA Nº 14; de línea suelta y abocetado, que le permitieron construir con igual justeza sus paisajes, algunas piezas de
inspiración cubista e intentar junto a Juan del Prete la etapa abstracta y hasta convertirse en paradigma de la etapa informal en nuestro país, en la que hoy se le debería reconocer como pionero. Juan Carlos Miraglia no puede ser descubierto a esta altura de nuestra historia del arte, sí debe ser ubicado en el exacto lugar que se merece; fue un inveterado disconforme, un guía, un maestro para las nuevas generaciones y un artista cabal. Felices los pueblos que poseen y atesoran personalidades como la de Juan Carlos Miraglia...."  (Mayo 1988)